Un libro para conocer al Zulia: FENOMENOS NATURALES EN LA REGION ZULIANA: Climáticos, Meteorológicos, Geológicos, Oceanográficos y Cósmicos.

  • Home
  • Без рубрики
  • Un libro para conocer al Zulia: FENOMENOS NATURALES EN LA REGION ZULIANA: Climáticos, Meteorológicos, Geológicos, Oceanográficos y Cósmicos.

Un libro representa para un divulgador científico o académico un sueño hecho realidad, ya que en él se ve agrupado una serie de conocimientos. El compendio presentado es producto de una dilatada trayectoria en el campo de la geociencias, profesional y académico; en ella se reflejan los fenómenos naturales: climáticos y  meteorológicos, geológicos, oceanográficos y cósmicos, que de una manera cíclica se presentan en nuestra región zuliana. Por supuesto, se relaciona o vinculan los eventos con nuestra región y su influencia por la posición geográfica  intertropical.

El contenido de estas páginas pretende ampliar los conocimientos sobre los fenómenos descrito de una manera sencilla y clara, la idea básica es que el texto sea entendido igual por el estudiante que desea saber más de los fenómenos naturales, así como el profesional que, por dedicarse a una especialización especifica no recuerde claramente como son estos fenómenos; hasta el ciudadano común que en muchos casos desconocen su origen, causas y consecuencias.

Rothery, David en su libro Aprende tu Solo Geología, señalaba: “¿La Tierra verde?, ¿el planeta azul?,  ¿la Tierra es dinámica?” Estas palabras pueden ser vinculadas con el tema de este libro. La Tierra es una inmensa fuente de leyendas, mitos y hechos científicos. Su origen y los sucesos que han tenido lugar a lo largo de su historia forman un gran cuento épico o real. Además diversas partes de esta historia han sido interpretadas de muchas maneras. Algunas de ellas son contradictorias, y otras sabemos ahora que no son ciertas.

La gente puede llegar a interesarse por los fenómenos naturales, como parte del estudio científico de la tierra, por una gran variedad de razones. A muchos les intriga los fósiles, los cantos de los ríos, rizaduras de las dunas, y se preguntan cuál es su significado. Otros quieren saber sobre los volcanes y terremotos que aparecen en las noticias, y si es posibles que estos sucesos ocurran donde ello viven. Algunos pueden sentir curiosidad sobre de donde viene el petróleo que mueve sus vehículos, o de que están hechos los pisos o paredes de sus casas. Y algunos se sienten sobrecogidos por la grandeza de las montañas. Sea cual sea  tu propia razón para abrir este libro, esperamos que encuentres lo que quieres.
La atmósfera tal como la conocemos no existe desde que la Tierra se formó. La atmósfera actual es tanto producto de la existencia de la vida como requerimiento para el mantenimiento de ésta tal y como la conocemos.

Del libro “Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente” de Alejandro de Humboldt, recogemos su idea de que la naturaleza “es un sistema ecológico con el hombre siendo una parte integrante de ella”, no ha perdido nada de su actualidad por el contrario se observa una creciente concienciación ecológica y ambientalista.

Las condiciones meteorológicas a largo plazo típicas de una zona, se conocen como su clima. Existen tres amplias zonas climáticas: tropical, templada y polar. Un factor que afecta al clima es la distancia al ecuador (latitud). Zonas del planeta diferentes pueden tener el mismo clima porque comparten la misma latitud. Cuanto más cerca del ecuador, mas cálido será el clima y, y cuanto más cerca de los polos. Será más frio. La distancia al mar y a la altitud también afecta al clima.

Abordamos los temarios de los eventos naturales siempre vinculando fisiográficamente con el Lago de Maracaibo que ocupa la parte central de la Planicie del Lago de Maracaibo, una extensa plataforma de tierras bajas, circunscritas al oeste por el piedemonte de la Sierras de Perijá y Cojoro, al sudoeste por el piedemonte de los Andes venezolanos y al noreste por las estribaciones de la Serranía de Trujillo.

La obra de Rodríguez G. sobre El Sistema de Maracaibo; indica que  está formado por cuatro cuerpos de aguas distintos, pero íntimamente relacionados entre sí, a saber: El Lago de Maracaibo, el Estrecho de Maracaibo, la Bahía de El Tablazo y el Golfo de Venezuela. La porción estuarina la constituyen principalmente el estrecho y la bahía. Abarca desde la zona de aguas estrictamente dulces en la desembocadura de los grandes ríos al sur del Lago de Maracaibo, hasta el frente oceánico al norte del Golfo de Venezuela en el Mar Caribe.

En una ciudad como Maracaibo, el tiempo puede ser distinto del existente en sus alrededores. El pavimento y los edificios adsorben calor y producen clima local o microclima. Selva tropical se puede presentar al sur del Lago de Maracaibo, y presentar un clima que es caluroso y húmedo todo el año: alrededor de 27 a 28 ºC. Hacia la región montañosa de Perijá o los Andes, la temperatura puede descender cuando escalamos. Los árboles y las plantas crecen en las laderas bajas, pero pocas crecen por encima de nieve perpetuas.

La Tierra es una parte muy pequeña de un vasto universo, pero es nuestro hogar. Proporciona los recursos que sostienen nuestra sociedad moderna y los ingredientes necesarios para mantener la vida. Por consiguiente, el conocimiento y la compresión de nuestro planeta son cruciales para nuestro bienestar social y, de hecho, son vitales para nuestra supervivencia.

Las noticias de los informativos retratan gráficamente la fuerza violenta de una erupción volcánica en el planeta, la devastación general causada por un terremoto de gran intensidad y el gran número de personas que se quedan sin hogar a causa de las inundaciones y las avenidas de aguas. Acontecimiento como estos, y otros muchos, son destructivos para la vida y las propiedades y debemos ser capaces de comprenderlos y afrontarlos. La compresión y preparación para estos acontecimientos precisa saber cómo se hace la ciencia y los principios científicos que influyen en nuestro planeta, sus rocas, montanas, atmosfera y océanos.

Países del continente americano experimentan periódicamente acentuadas y prolongadas sequías que generan situaciones extremas en la población mientras que en algunos países de Europa, si bien este fenómeno se registra básicamente en la estación del verano, también ha suscitado problemas y decretos de emergencia.

Otro de los fenómenos que se presenta con frecuencia por la acción del constante movimiento de las placas internas de la Tierra, son los temblores o terremotos; países como Chile en América del Sur o Japón en el continente asiático, son zonas con alta probabilidad de movimientos telúricos, factor que ha conllevado a los gobiernos a extremar las medidas de seguridad y educación para desenvolverse en casos de emergencia. En nuestro país no escapamos de esta realidad ya que hemos tenidos hechos sísmicos históricos.

Aunque son menos frecuentes que los anteriormente expuestos, los volcanes y los tsunamis, tienen un nutrido registro histórico de riesgos a nivel mundial.  Son tan comunes que, a diario se presentan fenómenos naturales que a menudo, pasan inadvertidos por los seres humanos.

Los fenómenos naturales alrededor del mundo y en nuestro país, están sujetos a distintas variables como las condiciones climáticas, orográficas y morfológicas del planeta pues, tanto el clima como la condición de la corteza terrestre tienen una influencia determinante en la manifestación de estos fenómenos.

Entre los más frecuentes están las precipitaciones o lluvias, algunas de ellas con granizo y fuertes ráfagas de viento que incluso pueden desembocar en depresiones o tormentas tropicales, características de los países de la zona intertropical del globo terráqueo, donde se ubica Venezuela y por supuesto al noroccidente la región zuliana.

Hemos intentado y tratado de organizar los temas de una manera de crónicas periodísticas a partir de los artículos publicados en internet, así como su ocurrencia en nuestra región.

De manera especial agrademos altamente a todas las personas e instituciones que han colaborado de una u otra manera para conformar este documento que en una primera etapa estará disponible en forma digital y luego impresa.  Del mismo modo hacemos mención especial a todos aquellos autores de las imágenes y fotografías que han servido para ilustrar y explicar los fenómenos tratados.

Los autores.