Carta de Navidad de ambientalistas venezolanos al Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau ante las explotaciones auríferas ilegales de empresas canadienses en el Esequibo venezolano

  • Home
  • Без рубрики
  • Carta de Navidad de ambientalistas venezolanos al Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau ante las explotaciones auríferas ilegales de empresas canadienses en el Esequibo venezolano




HONOURABLE
PRIME MINISTER OF CANADA
MR.
JUSTIN TRUDEAU:

The  undersigned , Venezuelan  environmentalists , would like to bring to your attention our deep concern due to the present accelerated deforestation of the Esequibo región , which is located in western Venezuela, by Canadian corporations.  Such a rapid deforestation of one of the few Earth’s green lungs is part of the open pit mining activities of Canadian Guyana Goldfields Corporation , Sand Spring Resources LTD and Argus Metal Corp.  The Esequibo is one of South America's green areas and is located in the north region of the already threatened Amazon rain forest.

Canadian environmentally friendly tradition has place your country as an example in
the  biodiversity protection , and a reference when forest preservation is dealt with. Nevertheless , Guyana Goldfields , Sand Spring Resources Ltd,  and  Argus Metal Corp. open pit mining highly destructive actions could drastically damage Canada international image as a country dedicated to preserve the environment.

The Esequibo, Venezuela is one of the most fragile ecosystems in the world and must be preserved for the sake of the human race. 

Besides, The Esequibo forest houses hundreds of endangered species , rare fauna and thousands of plants only found in its delicate tropical humid habitat . The Esequibo river with its streams and creeks , are losing their abundant water richness with a devastating effect not only to the river's flanks but also to the Amazon river to which all the Canadian open mine operations chemical chemical residues are dumped to.
  
Environmentalists and all Earth protection minded people highly value Environment Canada Acts and Regulations , as well as Canada Federal Law protecting National Parks and the 39 Regions. 

Canada Federal Regulations preventing deforestation and open pit mining, and the required Canada consultation and accommodation  with and of First Nations Peoples interests as a way to respect  their Rights are amongst Canada's progressive standpoints we all admire . Nevertheless , in South America's Esequibo region, Venezuela, a total opposite action is taking place at the hands of Guyana Goldfields , Sand Spring Resources Ltd, and Argus Metal Corp.  With great concern we see these Canadian Corporations bringing pollution , deforestation , and destroying vital forest , soil and waters of the Esequibo , river named by our First Nations who have inhabited it for millennia .

Mr. Trudeau, we also want to tell you how disturbing it is to know the above mentioned corporations are behind the displacement of the aboriginal communities whose habitat is being destroyed also.

Those mining corporations are in flagrant violation of international agreements signed by both States : Guyana and Venezuela in Geneva in 1966 at the United Nations , agreements that clearly recognize Venezuela sovereignty on the Esequibo river. 

Honorable Prime Minister Trodeau: under your leadership Canada has entered a new and refreshing era  , and meaningful pro environmental steps could mark an important difference between a past most Canadians have rejected and a present administration capable to prioritize our planet Earth preservation . Planet Earth of which the Esequibo ecosystem as a vital part .

Therefore , we appeal to you as Prime Minister of Canada , and to your prestigious leadership to urge Guyana Goldfield , Sand Spring Resources LTD, and Argus Metal Corp. to cease their open pit mining operations in The Esequibo-Venezuela , the last South America's green lung.   

Your efforts in favour of this ecosystem will count as an important action to save not only the Earth's biodiversity but to preserve our future generations environs . 

Sincerely , 


Lenin Cardozo, Venezuelan environmentalist

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Señor
Justin Trudeau
Primer Ministro de Canadá

Nuestro saludo y consideración

Sirva la presente para hacer de su conocimiento que nosotros, ambientalistas venezolanos estamos declarados en alerta ante la actual escalada de deforestación que hoy padece nuestro territorio verde llamado el Esequibo, acción que comenzó soterradamente y que en el presente se realiza de forma descampada, afectando severamente ese ecosistema como consecuencia de una virulenta actividad minera a cielo abierto ejecutada por las empresas auríferas canadienses Guyana Goldfields (GGI), Sandspring Resources LTD. y Argus Metal Corp.

 Y sobre el entendido de la amplia visión y reconocida trayectoria ecológica que hoy distingue a su país,  el cual representa  una referencia mundial por sus grandes esfuerzos de conservación del ambiente y protección de las especies botánicas y de la fauna silvestre, amén de las grandes extensiones de sus parques destacados por su añeja arboleda, sus frondosos bosques boreales de pinos y la más significativa expresión de la biodiversidad de los ecosistemas del norte del planeta, así como de la promoción de la preservación de las especies en peligro de extinción, entre otras políticas ejes centrales del gobierno que usted representa.

Para los conservacionistas, ambientalistas, ecologistas y todo aquel que vibre con la admiración por la naturaleza resulta un valor trascendente la política de Canadá en relación con la creación de áreas protegidas designadas por el gobierno federal, provincial y territorial para lograr la  conservación de los ecosistemas naturales canadienses y la expresa prohibición que no puedan ser sujetos a exploración, deforestación o actividad extractiva minera. Igualmente, admiramos la existencia de su sistema de Parques Nacionales a cargo del Gobierno Federal que cumplen el mismo objetivo en zonas declaradas de importancia nacional en cada una de las 39 regiones naturales en el país. Similar referencia positiva es la jurisprudencia adoptada por el Estado Canadiense sobre  el deber de “consultar y adaptarse” a los grupos indígenas en sus decisiones cuando estas pueden afectarlos directamente en su modo de vida o atentar contra sus derechos, tal como otorgar una concesión minera, dar permiso para la exploración minera o asuntos semejantes.

Igual nos congratulamos con Canadá por la decisión asumida de prohibir dentro de su territorio la práctica de la minería a cielo abierto debido al impacto negativo que este le ocasiona al ambiente. 

Con base en lo expuesto es que también expresamos la preocupación por nuestro territorio virgen ubicado en el norte de Suramerica llamado el Esequibo,  nombrado así por los aborígenes ancestros que hicieron honor al gran rio que atraviesa ese vasto territorio intacto desde los comienzos de la formación geológicas de los tepuyes que surgieron luego de emerger de las glaciaciones hasta data reciente cuando empresas canadienses invade de facto, deforestan y contaminan sus suelos y aguas, causando daños irreparables al ecosistema de este territorio venezolano que en el presente esta en reclamación con la
Guyana
 Británica.

 La canadienses Guyana Goldfields (GGI), Sandspring Resources LTD. y Argus Metal Corp están perpetrando una acción fuera del marco legal de las normas convencionalmente aceptadas mediante la reclamación que se mantiene de este territorio con vigencia ante
Naciones Unidas que se pacto entre ambos Estados en el Acuerdo de Ginebra firmado en 1966. Cabe resaltar que 
dicho diferendo aun sin resolución definitiva no menoscaba la soberanía que Venezuela tiene sobre su territorio.  Así mismo, hacemos de su conocimiento que las prenombradas empresas son agentes activos coparticipes del desplazamiento forzado de las comunidades aborígenes que habitan milenariamente en estas zonas verdes donde se están realizando en este momento las extendidas y destructivas operaciones de minería a cielo abierto.

Señor Primer Ministro Trudeau: Tiempos de cambio se viven en Canadá y Usted con su impronta y liderazgo puede marcar la diferencia en el objetivo de preservar ecosistemas como el Esequibo que redunda en mantener el equilibrio necesario para lograr prolongar la vida en el planeta.

El tema del manejo de los recursos naturales no puede deslindarse de la preservación de la existencia de todas las especies. La naturaleza como manifestación de la vida siempre deberá prevalecer por encima del interés de las transnacionales.
                                                    
En este orden de ideas es que invocamos su atención y le convocamos a tomar parte en su carácter de Primer Ministro de Canadá a instar a las transnacionales Guyana Goldfields (GGI), Sandspring Resources LTD. y Argus Metal Corp. a no seguir operando en el Esequibo Venezolano bajo el amparo de la impunidad, en razón que se trata del último pulmón  forestal del norte de Suramérica.

Agradecemos altamente su diligente acción a favor de la conservación de este milenario
ecosistema, tema sensible para todos los venezolanos, en respuesta al compromiso activo de su país por la salvación de la biodiversidad y evolución de las especies naturales para las futuras generaciones que compartimos el planeta como hogar común.

Sinceramente,

Lenin Cardozo, ambientalista venezolano