Los menes: Manifestaciones superficiales de petróleo

  • Home
  • Без рубрики
  • Los menes: Manifestaciones superficiales de petróleo

Las manifestaciones o brote de petroleó se conocen en el mundo desde la misma historia de la civilización, que hacían uso de los recursos naturales disponibles para su existencia. En Mesopotámica (zona de la Edad Antigua entre los ríos Tigris y Éufrates) lo usaban como una mezcla para obtener el cemento para unir ladrillos, los egipcios lo usaban en la preparación de las momias, los Chinos y los Romanos lo usaban para alumbrar, en la mayor parte en forma de betún o bitumen, Figura 1. Imagen que ilustra los usos que le daban las civilizaciones antiguas al betún, brea o alquitrán.

La palabra petróleo viene de los romanos; PETRAOLEUS (aceite de las rocas), “petra” significa roca, “oleus” es Aceite en latín. El betún o bitumen, se refiere a una mezcla de sustancias orgánicas altamente viscosa, negra, de alta densidad completamente soluble en disulfuro de carbono y compuesta principalmente por hidrocarburos aromáticos, por lo cual no debe confundirse con el asfalto o el petróleo crudo.

Figura 2. Impresionante imagen de un brote de petróleo en forma cónica; se asemeja a un volcán; localizado en el cerro La Estrella en Mene Grande, muy cerca del Pozo Zumaque 1. (Tomado del portal de Economía y Negocios El Mundo, 2014).

Para comprender un poco sobre la exploración y explotación del petróleo en Venezuela, debemos considerar parte de la historia desde la llegada de los españoles a la “Tierra de Gracia”. Al recorrer las costas, de Maracaibo a la isla de Cubagua, y llegando a esta última es donde descubren ese “licor viscoso”. Desde esa fecha es que se empieza a hablar de un aceite de olor desagradable que fluye de manera natural ”junto a la mar”, al que los aborígenes dan diversos usos: calafatear sus barquichuelos o canoas, proteger ciertos enseres, hacer luz quemándolo y en  aplicaciones con fines medicinales, Figuras 2, 3 y 4.
Siendo el petróleo conocido por las civilizaciones y utilizado en muchos países, solo fue en Siglo XIX, que se conoció la verdadera importancia del petróleo y sus múltiples usos. En Venezuela se empieza a explotar de forma comercial el petróleo a partir de 1875.

Figura 3. A la derecha un aborigen nativo recoge asfalto de un mene, a la derecha una faena de trabajo en el lago de asfalto de Guanoco a finales del siglo XI, estado Sucre.

Fuente: Google Earth (20016) Modificado Machado, P.
Figura 4. Vista aérea de los menes en el flanco izquierdo del cerro La Estrella (demarcado en color blanco), en Mene Grande, estado Zulia, Venezuela.

Esta sustancia o mineral que describe Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés (1535)  en su Historia Natural de las Indias, Islas y Tierra Firme del Mar Océano, lo llama “según los naturales "Stercus daemonii” ” o “Mene” como lo denominan los aborígenes del Lago de Maracaibo. Es el Emperador Carlos V quien, en 1539, recibe el primer barril de petróleo exportado por un país, enviado desde la isla de Cubagua por el tesorero de Nueva Cádiz —Francisco de Castellano— para aliviar la gota del emperador.  Dando una señal de lo que sería el signo de la Venezuela del siglo XX.
Entonces ya para el siglo XIX, llegan los naturalistas europeos ——Humbolt, Depons, Dauxion, Boussingault— que estudiarían el petróleo venezolano. Humbolt es el primero que relaciona cuidadosamente los afluentes naturales y describe la forma como lo usan los nativos; en 1799 encontró un manantial de petróleo en la Península de Araya. Durante el siglo XIX es poco apreciado el repelente bitumen, a excepción de un sabio Venezolano -José María Vargas- quién en el 3 de octubre de 1839 (diez y seis años antes que Benjamín Silliman Jr.) en una carta, que presenta al Ministro de Hacienda y de Relaciones Exteriores de Venezuela, destaca las propiedades y usos, y su importancia fiscal e ideas para una sana administración de este recurso.
Una vez hechas las respectivas averiguaciones, opinó que esta materia era más rica que el oro por la gran posibilidad de uso que tenía. En esa solo se utilizaba el petróleo para cosas muy sencillas y su extracción era bastante rudimentaria y no se explotaba en forma industrial.
De tal manera que los primeros informes científicos sobre el petróleo son los elaborados por Hermann Karsten, que se publican en Alemania entre 1850 y 1852. El interés primario es por el asfalto, pero el inglés G. P. Wall, en su relación de 1860 a la Sociedad Geológica de Londres, asoma otras posibilidades.
Para el 24 de agosto de 1865 el Presidente del Estado Zulia -Jorge Sutherland- otorga la primera concesión petrolera a Camilo Ferrand, ciudadano norteamericano, la cual caduca el 23 de febrero del siguiente año. El 2 de febrero de 1866 la Asamblea Legislativa del Estado Nueva Andalucía (hoy Sucre y Monagas) concede una concesión por 25 años a Manuel Olavarría, el cual no llega a utilizar. Durante ese tiempo —1873— en Venezuela en un boletín del Ministerio de Fomento se indica de la existencia de “minas” de asfalto y petróleo en las zonas de Escuque del Estado Trujillo, en el Estado Falcón y en Araya, cerca del golfo de Cariaco en el estado Sucre.
Debido a que el 18 de mayo de 1875 ocurre un terremoto en Cúcuta, Colombia. En Venezuela, cerca del poblado de Rubio, Estado Táchira, a 30 kilómetros al sudeste, en la hacienda de café “La Alquitrana” de Manuel Antonio Pulido, aparecen fracturas de las que mana (mene) un petróleo pesado y viscoso. Pulido comienza la promoción de una compañía para explotar dicha sustancia.
Bajo el periodo de Guzmán Blanco se le otorga en 1883 al norteamericano Horatio Hamilton el lago de asfalto de Guanoco; es el lago de asfalto más grande del mundo, ubicado en el Estado Sucre, Hamilton traspasa, como será usual, los derechos a New York and Bermúdez Company, compañía Subsidiaria de General Asphalt de Estados Unidos.
En 1900 el grupo Stanley Simmons, de Estados Unidos, obtuvo los derechos de Pedro García para explotar el “betún” del lago de asfalto de Inciarte, al sur de los menes de Amana y Cachirí, como United States and Venezuela Company. Se construyó un campamento, una pequeña refinería (que alcanzaba a procesar 80 t/d), y una via férrea de 42 km hasta el puerto fluvial de Carrasquero donde se refinaba el asfalto que se traslada por el rio limón hasta el puerto de Maracaibo.
Muy temprano en el siglo XX, el geólogo Ralph Arnold después de las exploraciones iniciadas, recomendó el inicio de inmediato de un pozo exploratorio, y el punto que indicó estaba a 85 msnm, un perfecto anticlinal, lugar conocido después como Cerro la Estrella. Prácticamente el pozo exploratorio es el descubridor del Campo Mene Grande, pues antes de él sólo hubo acarreo de flujos superficiales, los “seepage”, manaderos.
Como puede apreciarse en lo descrito en los párrafos anteriores, los menes; que en realidad son emanaciones petrolíferas que provienen del subsuelo y afloran o salen a la superficie de forma natural, a través, de la porosidad de la roca o fracturas abiertas, formaran parte de las primeras exploraciones en la búsqueda de petróleo en el subsuelo, siendo muy abundantes en las cuencas petrolíferas de nuestro país. La existencia de un mene podría ser los primeros indicios de la presencia de hidrocarburos en el subsuelo, los primeros geólogos exploradores de petróleo lo usaban como signo de la existencia de un posible yacimiento petrolífero.
En los bordes o márgenes de la cuenca del Lago de Maracaibo se hallan brotes o manaciones de petróleo abundantemente distribuidas. En Mene Grande, La Rosa, El Menito, El totumo, La Paz, Río de Oro, Tarra y otras partes; que atrajeron la atención y sirvieron de incentivo a la actividad exploratoria en la región. Menes activos en una franja al este de la Costa Oriental del Lago, desde lagunillas hasta santa Rita, indicaron la presencia de hidrocarburos, Figura 5.

                                       Fuente: Puertas, Castaño, 2007
Figura 5.Representación general de un mene.
Así se tiene que la mayoría de los menes en la Región Zuliana, se encuentran en afloramiento de las capas de arenisca que se correlacionan con los estratos petrolíferos de campos cercanos, Figura 4. En el lado occidental de la cuenca, las capas que los originan son en su mayor parte del Paleoceno y del Eoceno; mientras que en el lado oriental los menes proceden de formaciones del Eoceno y del Post-Eoceno.
Los menes del Cretáceo son relativamente escasos, pero se presentan localmente en la zona de afloramiento de la Formación La Luna y del Grupo Cogollo. Localmente los menes se encuentran en la traza superficial de las fallas y en las rocas cristalinas fracturadas, cuando los yacimientos están situados relativamente a poca profundidad.
Desde el punto de vista estructural, las discordancias proporcionar canales para la fuga del petróleo como el mene de Lagunillas, donde brota de estratos cercanos a la discordancia sobre el Eoceno y representa escapes a lo largo de la discordancia.
Una características de los depósitos de hidrocarburos en la cuenca del lago relacionada con la discordancia sobre el Eoceno; permitió en algunos lugares, la migración de petróleo Eoceno hasta las arenas suprayacentes donde forma yacimientos, o hasta el afloramiento superficial donde da lugar a sellos asfalticos y menes de crudo.
De acuerdo a Rojas, J., los menes que se encuentran en el sector de Cachirí generalmente presentan tres formas: planos, cónicos e inclinados y de extensiones diferentes. El crudo asfáltico de estos menes se caracteriza por poseer diferentes tipos de viscosidades y olores, Figura 6.
                 Fuente: Molina y otros (2009)
Figura 6. Presencia de mene en el flanco de la Serranía la Corbata, Cachirí.
Algo característicos de los menes, es que en el crudo derramado se forma una zona de pavimento asfáltico a su alrededor, en donde quedan atrapados diferentes animales de diferentes épocas, sobre todo del Cuaternario que existieron o viven en la zona, los cuales permiten estimar las edades de los menes y de las formaciones existentes en el área. Existen otros menes que forman pequeñas lagunas de petróleo donde es posible observar algunas burbujas de gas. Un término que se emplea en algunas regiones en el mundo, es la brea o breal, al igual que el término mene. Ambos términos se utilizan para definir a los depósitos que emanan hidrocarburos en la superficie de la corteza terrestre.
Así tenemos, que el Rancho La Brea es una famosa agrupación de pozos de alquitrán, localizados en el Parque Hancock, en el corazón de Los Ángeles, California, Estados Unidos. Durante unos 40 000 años, los pozos han emitido una gran cantidad de asfalto espeso y pegajoso, que ha atrapado muchos especímenes de plantas y animales prehistóricos, siendo el resultado uno de los más prolíficos depósitos de fósiles de la Edad de Hielo en el mundo. En aquella época, el área de Los Ángeles tenía un clima más húmedo y templado que en la actualidad, Figura 7.
 
Figura 7. Vista del paisaje recreado del Cuaternario en el Rancho La Brea, en los Ángeles Estados Unidos.

Las filtraciones o manifestaciones de petróleo y gas en superficie de los terrenos a los márgenes de la cuenca del Lago de Maracaibo, se indican en la Tabla 1 y Figura 8.
Tabla 1. Manifestaciones superficiales de petróleo (mene)
No.
MENE
No.
MENE
No.
MENE
No.
MENE
1
Socuy
8
Mene de Finol
15
Colon
22
Motatán
2
Cachirí
9
Cogollo
16
Río de Oro
23
Paují
3
Inciarte
10
El Mene
17
Onía
24
Mene Grande
4
Algodón
11
Buena esperanza
18
Tigre Carbón Moro
25
Lagunillas
5
La Paz
12
Tarra
19
Aventino
26
Úle
6
Totumo
13
Petrolea
20
Las Virtudes
27
Rio Chiquito
7
Mene de Tíntini
14
Leoncito
21
Caraño
28
Quiroz
     Fuente: Almarza, R. (2000)

Figura 8. Mapa con la ubicación relativa de las manifestaciones superficiales de petróleo (mene) en la cuenca del Lago de Maracaibo, indicadas en círculo verde, Tomado de Almarza, R. (2000).
En nuestra región se tienen conocimientos sobre investigaciones paleontológicas en el Mene de Inciarte, ubicada al noroeste del estado Zulia, al piedemonte de la Sierra de Perijá, iniciada por el Geólogo John Moody fundador de la Sección de Paleontología del Museo de Biología  de La Universidad del Zulia. Continuada posteriormente por el Dr. Ascanio Rincón paleontólogo del IVIC. Dentro de los ejemplares fósiles descubiertos en este breal o mene, se tienen: dientes de “tigre dientes de sable”, fémur de mastodonte, pieza de roedores entre otros, Figuras 9 y 10.
Fuente:
Figura 9. Vista del pozo de brea o asfalto en el Mene de Inciarte, estado Zulia. Se puede apreciar al Dr. Ascanio Rincón realizando las investigaciones pertinentes.

                  Fuente: Urbani, F. y Galarraga, F. (1996)
Figura 10. Guacharaca (ave común de la Sierra de Perijá) atrapada ene le asfalto de un mene en la quebrada La luna.
Es resaltante destacar el descubrimiento de un yacimiento de una megafauna que quedaron atrapados en brea y se fosilizaron unos sobre otros, creando un fabuloso yacimiento descubierto en 1996, y que ha sido llamado El breal de Orocual, en la población del Estado Monagas, a veinte kilómetros de Maturín, en cuyas cercanías se encuentra este tesoro paleontológico.
En resumen podemos indicar que los menes han servido como indicadores para el descubrimiento de campos petroleros de importancia económico en Venezuela, así como para el mundo científico, que permiten el estudio de la especies de animales y flora que existieron en épocas pretéritas, relacionadas con el Cuaternario; en especial los periodos glaciares e interglaciares. A manera de concienciación, podemos desarrollar con estos menes un lugar atractivo de conservación, con fines turísticos y científico, haciendo de estos un espacio libre para la investigación y recreación.
Como nota importante a destacar y de agradecimiento, hacemos mención a la bibliografía de Urbano, F. y Galarraga, F., referida a los Inventarios de los Menes de la Sierra de Perijá (1996), que ilustran parte de este artículo. De igual manera al Profesor Almarza, R. (†) por su valiosa obra de recopilación sobre la Cuenca de Maracaibo: Campos Petrolíferos (2000), curso de Geología de Venezuela del Postgrado de Ingeniería de La Universidad del Zulia. Así como los trabajos de campo e investigación del Profesor Jorge Martiniere, el geólogo Enrique Puche y Pedro Machado, que han contribuido a la documentación de la geología del estado Zulia. En el portal http://www.pdv.com/lexico/ del Código Geológico de Venezuela se puede encontrar una lista bastante amplia de los menes en occidente.

Pedro Emiro Machado
Lenin Cardozo

Maracaibo, 10 de abril de 2016.