El Zulia en sequía temprana

  • Home
  • Без рубрики
  • El Zulia en sequía temprana
La Región  Zuliana  presenta   múltiples paisajes, tras los cuales  se encuentra un entorno natural característico que identifica a cada uno de nuestros pueblos. La peculiar combinación   del   clima   y   fenómenos meteorológicos influye, entre otras cosas, en la variedad de esos espacios. Precisamente estos aspectos de  la naturaleza   pueden representar     en     ocasiones      peligros potenciales  para los habitantes  de   una determinada zona, si  no se  conocen  las características y  el  comportamiento   de ambos aspectos en circunstancias concretas.

En Venezuela hay dos periodos bien diferenciados: el seco, entre octubre y abril; y el lluvioso, desde mediados de abril hasta octubre. Sin embargo estas estaciones en los últimos años se han prolongado e intensificado trayendo consecuencias en la región.

En síntesis en el 2014, se tuvo una temporada muy seca, con una estación de lluvia cuya tendencia fue inferior a la normal, con algunas precipitaciones entre septiembre y noviembre debido a la presencia de vaguadas y lluvias acaecidas  hacia la Sierra de Perijá; que permitió recuperar los niveles de los embalses de la Subregión Guajira y Machiques.

Sin embargo para el 21015, se espera tres meses de acentuada  sequia: enero-febrero-marzo, como consecuencia del fenómeno meteorológico de El Niño presente en la costa occidental de Suramérica, en la actualidad está en fase de desarrollo en la parte norte de Colombia. La influencia de dicho evento, que genera altas temperaturas y escasas precipitaciones, ya está originando tiempo seco en gran parte del territorio Colombiano hacia la costa del Caribe y el Atlántico, lo cual nos pone en alerta.

Expertos manifiestan: “la gente piensa que El Niño son lluvias o falta de lluvias, no es así, eso son efectos del fenómeno como tal. Eso va a significar inundaciones en Uruguay, y va a significar sequías en Venezuela, sobretodo en el Occidente de Venezuela”. De igual modo indicaron que para el 2014 había un Niño débil, con posibilidades de permanecer para inicios del añ0 2015 coincidiendo con la época seca estacional del país y desconociendo su intensidad.

Ante la posibilidad inevitable de que El Niño llegue a la región Zuliana y empeore la temporada seca,  las autoridades se preparan “desde ya para mitigar sus efectos”.Entre las medidas a adoptar destaca el ahorro de agua para hacer frente a una escasez de lluvias y disminuir el reservorio de los embalses que suministran agua a las ciudades e industrias principales en los municipios afectados tradicionalmente.Los ríos pueden verse reducidos a niveles críticos, ya que la escasez aguda de agua mata el ganado e incrementa el riesgo de incendios forestales.

De igual modo concientizar a la población para evitar los incendios forestales y pérdidas de las cosechas y sembradíos agrícolas. Es comentario obligado, la tala indiscriminada de grandes árboles y extensas zonas de bosques que se observa permanentemente, en diversas zonas de la región;especialmente cercano a los embalses de Tulé y Manuelote, atacados por la intensa sequía de los últimos meses.

Así mismo, se insta a la a población a aumentar la protección de la piel expuesta al sol, ya que las altas temperaturas y cielos despejados pueden aumentar la incidencia de la radiación ultravioleta.

Las comunidades, con la colaboración de todos y todas, debemos conocer sobre los fenómenos atmosféricos, como el de la intensa sequía asociada al fenómeno de El Niño: sus causas, consecuencias y tenemos que identificar los posibles efectos, de acuerdo a nuestra ubicación geográfica.  Para lo cual, debemos construir nuestro Plan de Prevención de Desastres tomando en cuenta los efectos secundarios como: deslizamientos, inundaciones, sequías, incendios forestales, entre otros.

La educación y concientización ciudadana, sin duda alguna, se convierten en uno de los factores fundamentales para la gestión y prevención de los efectos de los fenómenos naturales desde la perspectiva gubernamental. Por lo general el ciudadano busca inmediatamente el apoyo y la ayuda de las autoridades de las que espera, no solo que tomen las medidas para paliar los daños que se producen, sino que se coordinen eficazmente con los equipos que trabajan para ello.

Por último invitamos a la población a visitar la página web del El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH), para la consulta sobre el tema tratado. Compete al INAMEH el pronóstico del tiempo y estadísticas: cuándo y cuánto llueve, si cae granizo, si los ríos aumentan de nivel, si se eleva la temperatura, si el cambio climático se expresa en Venezuela. También, si la temporada lluviosa aparece antes o después de lo esperado, si hay o no una vaguada.

Pedro Emiro Machado / Lenin Cardozo.