EL PAISAJE ANDINO VENEZOLANO VISTO DESDE LA POESÍA ECOLOGISTA DE GONZALO PICÓN FEBRES

  • Home
  • Без рубрики
  • EL PAISAJE ANDINO VENEZOLANO VISTO DESDE LA POESÍA ECOLOGISTA DE GONZALO PICÓN FEBRES

Image result for Gonzalo Picón Febres (MéridaEn la literatura venezolana Gonzalo Picón Febres (Mérida: 1860. Wilemstad, Curazao; 1918) ocupó el rango de un verdadero creador en el sentido primigenio del vocablo. Produjo una escritura de alta tesitura artística, desarrolló temáticas aportativas a los géneros de la disciplina, conocimientos novedosos en los argumentos de sus narraciones –novelas, cuentos- en la crítica de obras de dicha especialidad, se ocupó de la historiografía humanística, de la ensayística, de las investigaciones filológicas. Inicia él en la lírica del País un movimiento poético  revelador de una nueva estética del verso al convertirlo en transmisor de aspectos esenciales de lo autóctono, de la exaltación de la naturaleza en su trasegar de lo silvestre a lo agrario y viceversa. El primer poemario de Picón Febres lleva por rótulo el nombre de una flor de las huertas y jardines merideños, Caléndulas (1893). 
Descansa lo más valioso de este poemario en sus estrofas reflejantes de los territorios junto a los moradores de las montañas o de las haciendas de las altas faldas de los Andes. Igual sucede con su segundo opúsculo, Claveles encarnados y amarillos(1895), donde se aprecia sin ambages ese acercamiento objetivo a la par de amoroso al entorno ambiental cotidiano, crea con su verso una poética (de proyección ecológica) de las verdes estancias rodeantes de los habitantes de la Cordillera. 

Muéstranse al lector de Gonzalo Picón Febres dos textos líricos,
EL CAFÉ

En la vega, en la cumbre, en la explanada,
luce el café sus límpidos verdores
y cubriéndose va de blancas flores
al sonante bullir de la quebrada.

Rojo como la espléndida granada
y de fragancia henchida y de dulzores
a poco ostenta en ramos vividores
la fruta ya melíflua y sazonada.

Rico néctar después fragante humea
en la taza azul de porcelana china
donde el matíz de oro centellea.

Y al ascender a la región divina
de donde surge el ritmo de la idea
conviértese en estrofa peregrina.


De su composición  RENACIMIENTO la última estrofa,
(…)
Venid, que aquí se siente
el corazón radiante de alegría
y de hermosas imágenes la mente;
en entre besos de luz y poesía
se brinda alivio al doloroso anhelo,
se piensa y el pensar es más profundo,
se mira a Dios en cuanto alumbra el cielo,
y se olvidan los crímenes del mundo.
Lubio Cardozo, poeta venezolano / Lenin Cardozo