Economía circular, modelar a la naturaleza para sobrevivir a los nuevos tiempos

  • Home
  • Без рубрики
  • Economía circular, modelar a la naturaleza para sobrevivir a los nuevos tiempos

Más allá del “producir, usar y desechar”

Gráfico de Economía CircularLa  “economía circular”, modela la manera cómo funciona la naturaleza.  En un bosque o selva, en un ecosistema lacustre o marino, no existe el sobre consumo por parte de ninguna sus especies ni se genera desperdicios.  Toda se regresa a la naturaleza y se transforma de manera continua y circular. El equilibrio de todos sus componentes es perfecto.
En la “economía humana”, los recursos de la naturaleza se aprovechan para fabricar productos que luego se utilizan y se eliminan, con el agravante que las  materias transformadas no pueden retornar a la naturaleza como cuerpos o entes integradores de los ciclos continuos.  Al interrumpirse esa capacidad regeneradora natural se produce la basura no biodegradable.  Circunstancia esta que en los últimos siglos ha pasado a ser uno de los grandes problemas a resolver de las comunidades humanas que habitan fundamentalmente en los países desarrollados.
resultado de la imagen de economia circular y AmbienteLa propuesta de la “economía circular”, plantea maximizar el uso de los recursos y su capacidad transformadora, sobre la base de un modelo que limite el sobre consumo a partir de la premisa que todo se debe reducir, reutilizar, reparar y reciclar en un círculo continuo.
En el pensamiento de la “economía circular”  el cierre del ciclo de vida de los productos, los servicios, los residuos, los materiales y los recursos naturales no existe. La transformación es continua e infinita. La esencia de la  “economía circular”  reside en diseñar productos sin desechos, productos que faciliten su desmontaje y su reutilización, así como en definir modelos empresariales para que los fabricantes puedan ser incentivados económicamente para recoger, volver a fabricar y distribuir los productos que hacen. Sus aplicaciones prácticas, van en una tendencia creciente  y exponencial.

El modelo de consumo actual, exportado interesadamente a todos los rincones por  los países desarrollados, se fundamenta en el “usar y desechar”, situación esta que se hace  insostenible en un planeta donde cada vez,  debido a  la sobrepoblación humana,  los  recursos son más limitados.   La oposición al actual modelo de consumo es la propuesta de la  “economía circular”,   la cual esta  enmarcada dentro del pensamiento ambientalista que exige una sociedad más responsable con la naturaleza, que se caracterice por la disminución del uso de los recursos, por la reducción de la producción y por la limitación en el consumo de energía.

De lo que se trata es vivir en paz, respetando los límites ecológicos del planeta. Disfrutar una prosperidad equilibrada y tener un ambiente recuperado y saludable, como consecuencia de una lógica de vida basada en una economía circular innovadora, donde nada se desperdicia y en la que los recursos naturales se gestionan de forma sostenible, y la biodiversidad se protege.