Cientos de osos polares emigran del Ártico a Canadá en búsqueda de alimento

  • Home
  • Без рубрики
  • Cientos de osos polares emigran del Ártico a Canadá en búsqueda de alimento


Actualmente hay entre 20,000 y 25,000 osos polares en todo el planeta. Ellos se encuentran en la parte superior de la cadena alimenticia en el Ártico, y las personas los ven como un símbolo majestuoso del extremo norte.
Sin embargo, a pesar de su poderosa presencia, los osos polares están clasificados como amenazados en la Ley de Especies en Peligro de Extinción (Endangerded Species Act), con ocho de las 19 subpoblaciones de osos polares en declive.
Cada verano, el hielo se derrite en la bahía de Hudson, lo que obliga a que los osos polares viajen a tierra. Una vez ahí, sin acceso a las focas o a los otros mamíferos marinos, los osos entran en un estado que se conoce como hibernación ambulante.
Viven gracias a sus reservas de grasa y pasan la mayor parte del verano en reposo y conservando su energía, dice Steve Amstrup, el científico principal que estudia a los osos en Polar Bears International.
Algunos osos polares recorren hasta 1,440 kilómetros a lo largo de la costa en busca de alimento, como moras, hierbas y algas marinas, pero estos no satisfacen sus necesidades nutricionales, dice.
En cuanto se acerca el otoño, los osos regresan a la región de Churchill, en donde el periodo de congelación anual ocurre antes que en cualquier otro lugar.
Tan pronto como la bahía se congela, se dispersan en todo el hielo para cazar. Los osos capturan a sus presas desde la superficie del hielo marino. Permanecen ahí hasta que el hielo se derrite en el verano y entonces el ciclo se repite.
Con el tiempo, el calentamiento global y la disminución del hábitat del hielo marino han sido las mayores amenazas para los osos, ya que este entorno reduce considerablemente las oportunidades para cazar.
Durante el verano, el hielo siempre se ha derretido en la bahía de Hudson, lo que obliga a los osos moverse a la tierra. Sin embargo, manifiesta el experto que el calentamiento global aumentó la cantidad de tiempo en que los osos se separan de su principal fuente de alimento, lo que es un problema.
PBI informa que en tan sólo 20 años, el periodo sin hielo de la bahía Hudson aumentó 20 días en promedio, reduciendo la temporada de cacería de focas, con lo que los osos se quedan con poco o nada para comer.
El Servicio Geológico de Estados Unidos proyecta que dos tercios de los osos polares desaparecerán en 2050, mientras que el cambio climático derrite el mar de hielo.
Por Lubio Lenín Cardozo Parra
FUENTE | cnn.com